sacerdote

Esta acción se realizó con motivo del “Día de la Sobriedad en toda Rusia”. / YouTube

Sacerdotes lanzan agua bendita desde un avión para evitar el alcoholismo y la lujuria en la ciudad

Los religiosos utilizaron 18 galones de agua bendita que arrojaron desde la aeronave

17 de septiembre de 2019 10:49 am

INDICEPR

Un grupo de sacerdotes ortodoxos rusos, encabezados por Alexander Goryachev, emprendieron una peculiar medida para “proteger” a la ciudad de Tver del consumo de alcohol y la lujuria.

Para ello, los religiosos sobrevolaron en una aeronave la localidad ubicada al noreste de Moscú, arrojando agua bendita desde las alturas.

De acuerdo con el diario Daily Mail, en el avión iban el patriarca Goryachev y otros 2 clérigos, a quienes se les aprecia arrojando el agua bendita desde una copa.

Una vez que el avión alcanzó una altitud de 650 pies, comenzaron las bendiciones. Uno de los participantes recitó un servicio de oración antes de verter el agua bendita por la puerta abierta de la aeronave.

Asimismo, los sacerdotes llevaban un cuadro de Juan el Bautista, el santo patrón de los alcohólicos, y el “cáliz inagotable”, que se supone que cura a los que sufren de esta adicción, agregó el medio inglés.

Esta acción se realizó con motivo del “Día de la Sobriedad en toda Rusia”, según el sitio local Tvernews.ru, el cual también señala que la ciudad de Tver es una de las más mesuradas en cuanto al consumo del alcohol en el país, donde el vodka es una bebida icónica de la cultura popular.

Para su misión, los religiosos utilizaron 18 galones de agua bendita, que fue rociada con un “cáliz inagotable” que supuestamente cura a los que sufren de alcoholismo y drogadicción.

El padre Gorvachev está convencido de que cualquier dolencia, incluyendo la lujuria, tiene que ver con los demonios, por lo que pueden curarse si “trabajamos nuestro lado espiritual”, según reveló a medios locales como The Moscow Times.

“Cualquier enfermedad es de un virus, y un virus es un demonio. Por lo tanto, cualquier enfermedad es principalmente una enfermedad espiritual”, explicó Goryachev.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x